Vino blanco sin alcohol

El vino blanco sin alcohol es el resultado de una cuidadosa elaboración que preserva las características distintivas de los vinos convencionales, pero elimina o reduce significativamente su contenido alcohólico. Compra aquí vino blanco sin alcohol.

Leer más

Vino vegano sin alcohol

Bibo Runge Deserteur Riesling

12,00 

Bibo Runge Deserteur Riesling se distingue por su enfoque único: la evasión del alcohol que desafía las convenciones al ofrecer una experiencia de disfrute sin los niveles típicos de alcohol, lo que lo convierte en una opción fascinante y refrescante para los amantes del vino.

Vino blanco sin alcohol

Bibo Sparkling Riesling sin alcohol

11,50 

Bibo Sparkling Riesling sin alcohol, vino espumoso cautivador, placer chispeante y despreocupado. Procedente de viñedos de Rheingau, sabor intenso con notas de vainilla, miel y cítricos. Burbujas que hacen cada sorbo especial. Descubre su magia.

Vino blanco sin alcohol

Natureo 00 Blanco

8,00 

Natureo 00 Blanco es un vino donde las notas de las manzanas verdes se entrelazan armoniosamente con la dulzura del melocotón y la viveza de los cítricos.

Vino blanco sin alcohol

Nett Breakaway Pinot Blanc

15,00 

Nett Breakaway Pinot Blanc es la frescura del aire matutino se entrelaza con notas vegetales que evocan la esencia misma de los viñedos, donde las uvas han madurado bajo el sol alemán. Los tonos herbáceos y florales danzan en el aire, creando una experiencia olfativa que anticipa la delicia que está por venir.

14,00 

Nett Reverse Pinot Blanc Sin Alcohol te sorprenderá con su frutosidad equilibrada y redondez en boca, ofreciendo una experiencia sensorial incomparable.

14,00 

Nett Reverse Sauvignon Blanc refrescante con notas de frutas tropicales y cítricas confirma la autenticidad de este Sauvignon Blanc desalcoholizado, mientras que la persistencia del sabor deja una impresión duradera en el paladar.

Vino vegano sin alcohol

ODDBIRD BLANC DE BLANCS

14,00 

Oddbird Blanc de Blancs es una fusión entre Chardonnay, conocida por su elegancia y sutileza, aporta tonos de crujientes manzanas Granny Smith. Por otro lado, el Colombard agrega complejidad con sus notas de miel y lima. La combinación de estas dos variedades crea un coupage juvenil y elegante que deleita los paladares más exigentes.

13,50 

Oddbird Domaine de la Prade Chardonnay es la Perfección en cada Sorbo. Sabor Crujiente y Fresco: Este Chardonnay se distingue por su sabor crujiente, que despierta los sentidos desde el primer sorbo. Los tonos frescos de cítricos y manzana se entrelazan armoniosamente, proporcionando una experiencia gustativa única y refrescante.

Vino vegano sin alcohol

OddBird Spumante Glera

12,70 

OddBird Spumante Glera: primer vino espumoso sin alcohol de Suecia. Maravilla chispeante y equilibrada con notas frescas de pera Nashi, manzanas verdes y pomelo. Redefine el placer en cada sorbo.

Sin existencias

Vino vegano sin alcohol

Dr. Fischer Steinbock Sparkling

12,00 

Dr. Fischer Steinbock Sparkling es la mezcla armoniosa de aromáticas frutas de hueso y delicados sabores florales cautiva los sentidos, ofreciendo un equilibrio perfecto entre la dulzura y la acidez. La racha de acidez presente en este vino es un elemento clave que realza su carácter y contribuye a su perfil fresco y crujiente.


En el fascinante universo de la enología, donde el vino es el protagonista indiscutible, emerge una opción que ha ganado terreno y admiración: el vino blanco sin alcohol.

Este innovador elixir ofrece una experiencia única que captura la esencia y la sofisticación del vino convencional, pero con un toque distintivo: la ausencia de alcohol.

Aunque inicialmente podría parecer contradictorio, es fundamental comprender que esta variante no solo representa una alternativa para aquellos que buscan evitar el alcohol, sino que también se destaca por su calidad y complejidad sensorial.

¿Qué es un Vino Blanco sin Alcohol?

El vino blanco sin alcohol es el resultado de una cuidadosa elaboración que preserva las características distintivas de los vinos convencionales, pero elimina o reduce significativamente su contenido alcohólico.

Este proceso permite a los amantes del vino disfrutar de todos los matices, aromas y sabores sin los efectos del alcohol, convirtiéndolo en una elección ideal para diversas ocasiones y perfiles de consumidores.

Variedades que Despiertan los Sentidos.

Al igual que los vinos tradicionales, los vinos blancos sin alcohol abarcan una amplia variedad de cepas que proporcionan perfiles sensoriales únicos. Desde la frescura vibrante de un Sauvignon Blanc hasta la elegancia de un Chardonnay, la oferta es sorprendentemente diversa.

La tecnología y la destreza enológica permiten reproducir fielmente los matices que caracterizan a cada variedad, garantizando una experiencia sensorial completa.

Sauvignon Blanc sin Alcohol: Este vino blanco sin alcohol presenta la frescura característica del Sauvignon Blanc, con sus notas cítricas, herbáceas y un toque de mineralidad.

Es una opción refrescante que se adapta perfectamente a momentos de relajación y platos ligeros.

Chardonnay sin Alcohol: El Chardonnay sin alcohol cautiva con su elegancia y complejidad. Sus aromas a frutas tropicales, vainilla y mantequilla se mantienen intactos, ofreciendo una experiencia refinada sin el contenido alcohólico.

Riesling sin Alcohol: Para los amantes de los vinos más dulces, el Riesling sin alcohol es una opción encantadora. Sus notas de frutas de hueso y su acidez equilibrada lo convierten en un acompañamiento ideal para postres y quesos suaves.

Métodos de Extracción del Alcohol: Preservando el Sabor Original.

La magia detrás de la creación de vinos blancos sin alcohol radica en los métodos de extracción del alcohol, diseñados para preservar la esencia y la complejidad de la bebida original. Dos técnicas principales se destacan en este proceso:

Destilación al Vacío: Este método implica la aplicación de calor a temperaturas más bajas de lo habitual, lo que permite la evaporación del alcohol sin afectar significativamente los compuestos aromáticos y los sabores del vino. La destilación al vacío es una técnica delicada que garantiza la retención de la calidad sensorial.

Osmosis Inversa: En este proceso, el vino se pasa a través de membranas semipermeables que separan el alcohol y otros componentes volátiles del agua y los sólidos. Este método, aunque más complejo, ofrece una mayor precisión en la reducción del contenido alcohólico y preserva las características originales del vino.

Es crucial destacar que estos métodos están en constante evolución, impulsados por la innovación enológica y el compromiso con la calidad. La meta es ofrecer vinos blancos sin alcohol que no solo sean una opción sobresaliente para quienes buscan evitar el alcohol, sino también para aquellos que aprecian la excelencia enológica.

Calidad que Trasciende el Alcohol: Rompiendo Mitos.

Uno de los mitos más comunes sobre los vinos sin alcohol es la suposición de que la ausencia de alcohol equivale a una disminución automática de la calidad. Nada podría estar más lejos de la verdad. Los productores de vinos blancos sin alcohol se esfuerzan por mantener estándares de calidad excepcionales, seleccionando uvas de primera calidad y utilizando técnicas de vinificación de vanguardia.

Además, la ausencia de alcohol no solo no disminuye la calidad, sino que también resalta otros aspectos positivos del vino. Sin la presencia del alcohol, los sabores y aromas naturales se vuelven más prominentes, permitiendo una apreciación más completa de las sutilezas del vino.

Este enfoque en la calidad sin alcohol no solo beneficia a aquellos que eligen abstenerse, sino que también amplía el atractivo del vino blanco sin alcohol a un público más amplio.

Momentos para Disfrutar sin Reservas.

La versatilidad de los vinos blancos sin alcohol se manifiesta en la diversidad de momentos y ocasiones en los que pueden ser disfrutados. Desde un almuerzo ligero con amigos hasta una cena elegante, estos vinos son la elección perfecta para aquellos que desean sumergirse en la cultura del vino sin comprometer sus preferencias personales.

Maridajes Creativos: La paleta de sabores de los vinos blancos sin alcohol los convierte en compañeros ideales para una variedad de platillos. Desde pescados y mariscos hasta platos vegetarianos, la frescura y la acidez equilibrada complementan una amplia gama de alimentos.

Momentos de Relajación: ¿Imaginas disfrutar de una copa de vino blanco sin alcohol en un día soleado mientras te relajas en la terraza? Estos vinos son perfectos para esos momentos de calma y disfrute personal, proporcionando una experiencia refinada sin los efectos del alcohol.

Celebraciones Sin Remordimientos: Ya sea brindando en una boda o levantando la copa en un brindis de año nuevo, los vinos blancos sin alcohol permiten participar en la celebración sin preocupaciones. Todos pueden disfrutar de la alegría de los momentos especiales sin la presencia del alcohol.

El Futuro del Placer Sin Alcohol.

A medida que la conciencia sobre la importancia de opciones sin alcohol continúa creciendo, el mercado de vinos blancos sin alcohol se expande y diversifica. La demanda de productos de calidad impulsa la investigación y el desarrollo, llevando a la creación de nuevas cepas, perfiles y métodos de producción innovadores

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.